MILES DE MILLONES DE FRAMES: 12 PELÍCULAS DE ANIMACIÓN SOBRE EL ESPACIO.

El espacio exterior y el Universo observable son todavía un misterio para la humanidad, un enigma emocionante esperando a ser descubierto para maravillarnos con su belleza y esplendor. Desde este (parafraseando a Carl Sagan) “pequeño punto azul pálido” nos esperan infinidad de mundos y fenómenos naturales inimaginables, y ese vacío de conocimiento es rellenado en nuestro imaginario cultural por historias ficticias de viajes y naves espaciales inspiradas en el mundo que conocemos. Desde Julio Verne a George Mèliés, pasando por Isaac Asimov o Ray Bradbury, muchos artistas se han inspirado en el espacio y la ciencia-ficción para crear sus obras maestras, y el mundo del cine de animación también ha aportado piezas notables sobre este tema. Te invitamos a conocer 12 películas de animación de ciencia-ficción sobre el espacio:

 
 

 

Alicia Y El Misterio Del Tercer Planeta (Roman Kachanov, 1981)

Producida por el estudio soviétivo Soyuzmultfilm y dirigida por Roman Kachanov (director de las películas infantiles del mítico Cheburashka), esta cinta de 1981 está basada en la novela rusa Los Viajes De Alicia” de Kir Bulychyov. En un ficticio año 2181, Alicia viaja junto a su padre, el profesor Seleznev, en una expedición espacial para encontrar animales raros para el zoológico de Moscú, viajando a planetas muy diversos y peculiares. Una película-mediometraje ideal para toda la familia. Si quieras verla completa en español, haz click aquí.

 
 

 

Titan A.E. (Don Bluth & Gary Goldman, 2000)

Don Bluth lanzará próximamente un nuevo largometraje, Dragon’s Lair. Su última aventura animada hasta la fecha fue hace ya casi 20 años, junto a los estudios animados de Century Fox, y aunque tenía una notable combinación de animación tradicional y digital, no fue una película afortunada. Con una inversión de 75 millones de dólares de producción, «Titán A.E«, a diferencia de la predecesora «Anastasia«, no convenció al público y supuso un batacazo desastroso, con solo 36 millones recaudados en todo el mundo. La consecuencia: Este film llevó a la bancarrota definitiva al estudio animado de Bluth y Goldman, tras dos décadas de trayectoria. Una space opera que en su momento no fue ni bien promocionada ni comprendida, pero que nos gusta recordar y reivindicar en este blog como una de las historias más peculiares de Don Bluth, más enfocada al público juvenil que al infantil. Si quieres ver el tráiler en castellano puedes verlo aquí.

 
 

 

El Planeta Del Tesoro (Ron Clements & John Musker, 2002)

Dos años después de “Titan A.E.” se estrenó en cines esta cinta con mejor rendimiento en taquilla pero claramente en un período de vacas flacas para el estudio de animación de Disney. Por lo menos económicamente hablando. Esta versión retrofuturista de la clásica novela «La Isla Del Tesoro» de Robert Louis Stevenson incluía piratas, naves espaciales, portales de gusano, alienígenas, cyborgs, e incluso un robot tridimensional cortocircuitado. A pesar de ser una adaptación bastante vistosa y original, y de ser una de las escasas incursiones animadas de Disney en el terreno de la ciencia-ficción (la anterior fue «Atlantis: El Imperio Perdido» un año antes), pasó bastante desapercibida y palideció frente al taquillazo de «Lilo & Stitch» ese mismo año. Tuvo que pasar un año más para que Disney lograra éxito con una cinta de piratas de la mano del capitán Jack Sparrow… El público español sin duda recordará una canción que sonaba en la película.

 
 
 

Memories – Rosa Magnética (Koji Morimoto, 1995)

Las películas antológicas (compuestas por varios episodios e historias) de Katsuhiro Otomo son su principal carta de presentación al margen, por supuesto, de la archiconocida Akira, y probablemente la mejor de todas ellas fue Memories. Dividida en tres segmentos, el primero de ellos es Rosa Magnética”, un cruce increíble entre novela de aventuras, ciencia-ficción, e historia de fantasmas inspirada en los relatos de Arthur C. Clarke y la vida de la cantante de ópera Renata Tebaldi. La trama plantea una tensa confusión entre diferentes planos de la realidad, sello inconfundible de Satoshi Kon, que ejerció de guionista de este segmento y supuso su segunda colaboración con Otomo como guionista desde World Apartment Horror en 1991. Si os gustan las tramas tensas y descubrir los trabajos de Kon anteriores a Perfect Blue, esta es vuestra película.

 
 
 

Les Maîtres Du Temps (René Laloux, 1982)

René Laloux realizó durante su carrera varias películas de ciencia-ficción que consiguieron el aplauso de la crítica y el público. Una de ellas es Los Amos Del Tiempo (“Les Maîtres Du Temps” en el francés original), basada en una novela de ciencia-ficción de 1958 llamada “L’Orphelin De Perdide”, de Stefan Wul. La película es una aventura espacial sobre el rescate de un chico huérfano en un lejano planeta (convenientemente llamado Perdide) seleccionado para su colonización por una avanzadísima raza de seres alienígenas. Fue realizada en el estudio animado más importante de Hungría (Pannónia Film Studio), y cuenta con diseños del mismísimo Moebius (“El Incal”, “Arzach”, “El Teniente Blueberry”), en su primera incursión en el cine animado. Si bien esta película no es tan conocida como la obra maestra de Laloux (El Planeta Salvaje, una de las películas animadas europeas de mayor renombre y culto de todos los tiempos), vale la pena igualmente echarle un vistazo.

 
 
 

Micosis (2018)

Una de las últimas incorporaciones en la animación española es el cortoMicosis”. Una historia de terror y ciencia-ficción en el espacio en el que un viejo astronauta llamado Alfa debe encontrar a su compañera desaparecida, Omega, y rescatarla de un entorno oscuro y hostil: las profundidades de una caverna en un planeta frío y siniestro… Tras descubrir su cadáver y ser atacado por un monstruo arácnido tratará de huir. Sin embargo la infección que le han provocado los hongos y las alucinaciones que éstos le generan, le dejan pocas oportunidades de salir de allí con vida. Parafraseando la campaña promocional de «Alien: El Octavo Pasajero«, en el espacio nadie te puede oír gritar… Un corto altamente recomendable sobre la redención, la aceptación de la muerte y el sacrificio.

 
 
 

Cowboy Bebop: Knockin’ On Heaven’s Door (Shinichiro Watanabe, 2001)

Cowboy Bebop es no solo la obra más popular de Shinichiro Watanabe (“Samurai Champloo”, “The Animatrix”), sino también una de las mayores obras maestras de la animación japonesa de finales de los 90. Producida por el estudio Sunrise en 1998, y compuesta por 26 episodios, fue tan popular que se realizó un largometraje tres años después,Cowboy Bebop: Knockin’ On Heaven’s Door, cuya trama tiene lugar entre los capítulos 22 y 23 de la serie. Un camión cisterna explota en Marte y libera un virus letal que mata a cientos de personas. Las autoridades ofrecen una recompensa millonaria a quien capture a los responsables, y por supuesto Spike y compañía se ponen manos a la obra… No os podéis perder el tráiler porque es espectacular.

 
 
 

Dead Space: Downfall (Chuck Patton, 2008)

La famosa saga de videojuegos de horror de supervivencia y disparos en tercera persona, tuvo su adaptación a película animada poco después del lanzamiento de su primera entrega, en 2008. Fue presentada en el Festival de Sitges en Octubre de ese año, y fue la única oportunidad de verla en la gran pantalla, pues se lanzó directamente en formato doméstico. Sirve como precuela del argumento del primer videojuego, y si bien normalmente las adaptaciones al cine de los videojuegos suelen ser mediocres y terribles, la buena noticia es que esta por lo menos no la ha dirigido el infame Uwe Boll.

 
 

 

We Can’t Live Without Cosmos (Konstantin Bronzit, 2015)

Nominada a los Oscar y en Annecy al mejor cortometraje animado, este trabajo es hasta ahora el más laureado de Konstantin Bronzit. Un hermoso cuento sobre la amistad de dos cosmonautas que viajan juntos al espacio para convertir en realidad los sueños de su infancia. Ha sido comparada con los filmes de Tarkovski, aunque Bronzit señala que más que del espacio, es una película “sobre la soledad humana, sobre los vínculos estrechos entre las personas y sobre nuestra incapacidad para vivir en la sociedad sin escapar a un área diferente o incluso a un espacio abierto, donde uno puede respirar profunda y libremente”. Puedes ver el corto completo aquí.

 
 
 

Wall-E (Andrew Stanton, 2008)

A estas alturas es una película que casi no necesita presentación. La entrañable pero desoladora historia de un robot que vive en una Tierra futura limpiando un mar de deshechos y basura acumulada durante siglos por humanos que hace tiempo abandonaron su propio planeta. Su robótica vida cambia cuando aparece en su vida la robot Eva, y a partir de ahí se sucede una bonita historia espacial con un contundente mensaje ecologista, todo ello con una primera mitad de película casi sin diálogos. Una joya imprescindible de la animación CGI y una de las mejor valoradas por la crítica de entre toda la factoría Pixar. Si quieres recordar el tráiler puedes verlo en este enlace.

 
 
 

Interstella 5555: The 5tory Of The 5ecret 5tar 5ystem (Leiji Matsumoto, 2003)

A priori la premisa de la película no es especialmente llamativa: Un malvado empresario secuestra y lava el cerebro a un grupo de Rock extraterrestre, los convierte en estrellas de Rock prefabricadas, los envía a la Tierra y los manipula hasta hacer que sean los números 1 en todas las listas, dándole a él más poder. ¿Pero qué sucede cuando toda esta trama gira en torno a los temas de Discovery”, el álbum más popular del dúo Daft Punk? ¿Y cuando es dirigida por Leiji Matsumoto, el creador de Space Battleship Yamato”, “Captain Harlock” y “Galaxy Express 999? Que tienes 68 minutos de jolgorio electrónico y probablemente el mejor videoclip largo de la historia. ¿Quién no ha bailado alguna vez al ritmo de «One More Time«?

 
 

 

One Small Step (Bobby Pontillas & Andrew Chesworth, 2018)

Por último tenemos el placer de mostraros uno de los cortos más recientes nominados al Oscar, una producción chino-estadounidense sobre una niña (también de ambas nacionalidades) que sueña con convertirse en astronauta desde el día que vio en televisión el lanzamiento de un cohete al espacio, y las dificultades que conlleva cumplir dicho sueño pese al apoyo de su padre. El título hace referencia a las primeras palabras pronunciadas por Neil Armstrong al pisar la Luna, y es el primer proyecto de TAIKO Studios, fundado en 2017 en Los Ángeles y Wuhan con la idea de unir la cultura oriental y occidental para crear historias memorables con un atractivo universal. Dirigida por dos talentosos animadores de Disney, es una hermosa historia sobre la superación personal con la que es muy fácil identificarse y, quién sabe, quizá inspire a algún futuro astronauta en la vida real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *