Hemos tenido la suerte de colaborar con el canal de televisión SYFY una vez más para realizar una cortinilla en conmemoración al Mes de la Tierra este Abril del 2020. En «A Tree for a Tree, a Bone for a Bone», no encontrareis a la típica naturaleza pacífica y conciliadora , siempre paciente a las meteduras de pata de los humanos. Esta vez, la naturaleza decide vengarse de la estupidez humana, de una forma sangrienta y divertida. En este vídeo conoceréis a Chuck, un descuidado leñador que no respeta lo suficiente a la naturaleza y está destrozando lo que antes era un frondoso bosque. Cuando ya está terminando con su «trabajo», decide acabar con el último vestigio de naturaleza: un precioso árbol centenario que ha vivido demasiado como para dejarse derribar por un mequetrefe. Así que, mientras Chuck prepara su hacha para empezar con el derribo, el árbol lo devora de un solo bocado, masticando y escupiendo sus restos sobre el suelo. Mientras escuchamos el eructo de satisfacción del árbol, podemos observar como del suelo recién fertilizado surge el logotipo del canal SYFY formado por nuevos brotes de árboles, ya que ,como bien sabemos por el cine, la vida siempre se abre camino.

Este proyecto tenía la peculiaridad de que el fondo en sí mismo era el personaje protagonista. En «A Tree for a Tree, a Bone for a Bone», el protagonista no es el humano Chuck, sino el destrozado bosque «personificado» en el centenario árbol, por tanto el fondo debía ser atractivo, interesante y que con un solo un vistazo te contara la historia que había ocurrido, pero no te lo revelara todo para no arruinar la sorpresa final. Nuestro árbol se ha cansado de aguantar la masacre de sus congéneres y observar como su casa es destruida por la irresponsabilidad humana. Dentro de la que cabe es un final feliz. De hecho mientras diseñábamos a Chuck, teníamos claro que debíamos crear un personaje que nos alegrásemos de que fuera devorado, y nos ayudara a empatizar aun mas con el vengativo árbol.

Una de las dificultades de esta cortinilla era encontrar el tono de humor, puesto que tenía que ser sangriento y al mismo tiempo divertido. Para ello nos influenciamos mucho del trabajo de Chuck Jones con los Looney Tunes, en los que ver como maltrataban a un pato o un coyote no solo nos hacía reír, sino que estábamos deseando ver como iba a fallar una vez mas el pobre coyote. Esa sensación es la que queríamos provocar con este vídeo, y creo que lo hemos conseguido.

Ejemplos de Model Sheet realizados para la cortinilla

Ejmplos de Concept Art realizados para la cortinilla